Wednesday, March 21, 2012

"Policías malandros".


El lamentable hecho ocurrido el pasado fin de semana, en el que la joven hija del Cónsul de Chile en la ciudad de Maracaibo perdió la vida en una supuesta alcabala, a manos de un irresponsable grupo de funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), me produce una tristeza infinita. No conocí a Karen Berendique (que tenía la misma edad que yo), pero aún así, una sensación de gran pesadumbre me dominó cuando supe de la noticia; es imperdonable que una vida humana sea arrebatada de esa manera por culpa de la inmoralidad que reina en el país, y más aún tratándose de alguien que tenía mucho por vivir.

Ya a nadie le sorprende como la violencia reina en Venezuela, como las armas abundan entre la población civil, ni como quienes portan armas  -sean personas civiles, agentes de seguridad, o militares- se creen todopoderosos. Tampoco resulta sorprendente en este afligido país que los órganos policiales sean corruptos por naturaleza, extorsionadores de profesión, y cómplices de la delincuencia; los venezolanos lamentablemente nos acostumbramos a esta situación. Sin embargo, que los funcionarios de un órgano del Estado venezolano creado para servir de auxiliar al sistema de justicia en las investigaciones penales, como lo es el CICPC, se conviertan en perpetradores del peor de los delitos, representa llegar a un nuevo nivel de descomposición nacional.

El asesinato de Karen Berendique no constituye un hecho aislado, sino que forma parte de una cadena de actos ilícitos llevados a cabo en el seno de los organismos que supuestamente deberían brindar seguridad ciudadana, actos que generalmente pasan desapercibidos por ser cometidos contra habitantes de los barrios pobres, y que lamentablemente sólo con la muerte de una persona de un perfil un poco mayor salen a la luz. El asesinato de Karen refleja, además, el grado de mediocridad generalizada existente en dichos organismos. Así pues, es preocupante que los elementos que integran los cuerpos de policía estén caracterizados por su escasa formación académica, su bajo nivel de entrenamiento para el desempeño de sus funciones, y su nula educación en valores humanos y ciudadanos. Toda mala práctica policial es consecuencia clara de estos atributos que poseen nuestros agentes de “seguridad”.

Es obligación del Estado venezolano garantizar a la población un sistema de seguridad policial de calidad, y claramente no lo está haciendo. Para ello, sería necesario que la administración pública en sus distintos niveles fuera más selectiva en cuanto a los ingresos de individuos a las academias policiales y garantizará un programa de formación y preparación integral a sus futuros agentes. Asimismo, y sobre todas las cosas, es imperante que los gobiernos -nacional, estadales y municipales- se aboquen a realizar un proceso de depuración de la totalidad de órganos de seguridad que controlan, deshaciéndose de los funcionarios incompetentes e indeseables; y que el Poder Judicial no permita que los “policías malandros” queden impunes  de sus faltas y delitos.

Quiero terminar esta reflexión extendiendo mi sentido pésame a la familia de Karen Berendique, y rogando al Estado venezolano que actúe y no convierta éste en otro caso de impunidad descarada, sino que haga caer todo el peso de la ley sobre los asesinos que cometieron esta aberración; por la memoria de ella, y de todos los venezolanos caídos, y por el bien de todos quienes vivimos en constante peligro.

José Alberto Vargas La Roche.

Sunday, March 11, 2012

Decálogo del ciudadano.


Dediqué el post titulado “Maracaibo Marginada” a la situación en que está sumida la ciudad, al análisis de cada una de sus problemáticas, y a las causas de éstas. También propuse algunas ideas para solucionar estos males que afectan a la ciudad, y que deben ser implementadas por la colectividad, ya que implican su actuación. Entre estas posibles soluciones incluí e hice énfasis en el cambio de mentalidad del ciudadano y en el abandono de la indiferencia generalizada existente hoy día. Pues bien, para que el marabino deje atrás dicha indiferencia, no basta con que se manifieste preocupado por la situación de su entorno, sino que debe necesariamente adoptar una actitud proactiva y de respeto a las normas de Derecho. Por ello, en esta ocasión desarrollaré -a manera de decálogo- unos lineamientos de conducta que considero idóneos para forjar una cultura ciudadana impecable en cada individuo que integra la sociedad marabina, y en general aplicables a cualquier otra sociedad urbana. Me dispongo así a enunciar este decálogo del ciudadano:
  1. Respeta la ley, así como la moral y el orden públicos. Una sociedad donde las normas que regulan la convivencia son irrespetadas, está condenada al fracaso y la anarquía. Recuerda que la ignorancia de la ley no excusa de su cumplimiento.
  2. Compórtate de manera respetuosa y cordial con tus conciudadanos en cualquier recinto; utiliza los buenos modales. La puesta en práctica de las buenas costumbres contribuye a lograr, progresivamente, una sociedad armónica y pacífica. Evita ser grosero, soberbio, despectivo y conflictivo en tu trato con quienes te rodean, ya que son elementos que integran la misma colectividad a la que perteneces.
  3. Respeta la propiedad de tus conciudadanos. No destruyas, invadas, dañes, robes o hurtes aquello que no te pertenece.
  4. Ayuda a mantener la limpieza y el orden del medio físico de la ciudad. Esto no implica que te dispongas a limpiar las calles con tus propias manos, sino que evites tirar desperdicios, escupir o realizar tus necesidades fisiológicas en las calles y áreas públicas; así como debes llamar la atención de quien lo haga. Esta directriz de saneamiento aplica igualmente para todo lo relativo a nuestro mayor reservorio de agua, el Lago de Maracaibo.
  5. Contribuye con el mantenimiento y cuidado de la infraestructura urbana. No escribas en las paredes, no rompas ventanas, y en general, no seas partícipe del deterioro de las edificaciones, ya sean públicas o privadas.
  6. Si eres usuario del transporte público, respeta las paradas asignadas y exige al conductor que las respete igualmente. Procura convivir en armonía con los demás usuarios del sistema de transporte.
  7.  Si te trasladas en tu propio vehículo automotor, mantente apegado a las normas de tránsito: no te excedas de la velocidad permitida ni manejes con extrema lentitud, respeta los semáforos y demás señales de tránsito, no te estaciones en las vías peatonales, sé cuidadoso con el peatón.
  8. Si te trasladas caminando, recuerda que hay normas de tránsito que también te son aplicables: camina por las vías peatonales o aceras sin irrumpir en la calle, utiliza el paso peatonal para cruzar la calle, denuncia ante las autoridades a aquellos carros que usen las aceras como estacionamiento.
  9. No seas una molestia para tus conciudadanos, por el contrario, procura que éstos vivan en paz. Por ello, no seas causante de contaminación sónica oyendo música a un alto volumen y gritando en lugares abiertos o en altas horas de la noche; no ingieras alcohol u otras sustancias que alteren tu conducta, en las calles y áreas de esparcimiento público; en fin, no te comportes de tal manera que impidas el tranquilo desenvolvimiento de la vida de las demás personas.
  10. Mantén viva a tu ciudad, ayuda a que ésta crezca como metrópolis: invierte en ella, asiste a los eventos y espectáculos que se organicen, así como a los lugares destinados al entretenimiento. Sé parte de la vida comercial, cultural, académica, deportiva y artística de la ciudad.
José Alberto Vargas La Roche.

Tuesday, March 6, 2012

Colección de reflexiones cortas y pensamientos.


Mientras termino de preparar mi próximo articulo, decidí compartir una serie de reflexiones cortas y pensamientos que he publicado en la red social facebook, ordenados cronológicamente, sobre temas que posteriormente pretendo desarrollar con mayor detalle; para no tener olvidado este blog. A continuación se los dejo:

18/02/2012. Posición sobre las ideologías y el pragmatismo.

Hugo Chávez en una alocución reciente se refirió a que la mayor debilidad de la oposición con respecto al chavismo, de cara a las elecciones de Octubre, es la falta de ideología propia. ''Nosotros tenemos ideas propias, el socialismo bolivariano del Siglo XXI; ellos no las tienen, sino sólo las ordenes que les dan desde Washington", dijo el jefe del Ejecutivo Nacional. 

Independientemente de lo absurdo del discurso de Chávez y de lo ridículas y poco estructuradas que puedan ser sus ideas, creo que es necesario recordarle al actual Presidente de la República que con ideologías no se gobierna. Mientras las ideas sean sólo eso, y no se traduzcan en obras, no tendrán valor alguno. Epa Chávez!, para llevar a un país por la senda del progreso debe gobernarse con pragmatismo, es decir, haciendo y no hablando! Si queremos que Venezuela se enderece tenemos que salir de este régimen, y procurar por un gobierno nuevo que se aboque a administrar y ejecutar políticas públicas eficaces.

12/02/2012. Regionalismo bueno y regionalismo malo. Reflexión sobre la zulianidad hueca de los seguidores de Pablo Pérez, y de la mayoría de zulianos.

No hay argumento más estúpido que el de "zuliano vota zuliano". Otra muestra de regionalismo superficial y vacio. Si de verdad fueran zulianistas, no votarían por alguien que tiene al Zulia en tan mal estado. Si quieren votar por Pablo Pérez, perfecto, pero usen argumentos más validos Este  comentario lo hago desde mi condición de zulianista exacerbado, pro autonomía del Zulia. Quienes mantienen el argumento al que me referí antes, no pueden ser llamados zulianistas ni regionalistas. Representan un regionalismo por denominación, y no por convicción.

05/02/2012. Pequeño análisis del derecho de sufragio, introducción para comprender la forma adecuada de considerarlo. Llamado a ejercerlo en las elecciones primarias de la unidad.

Falta una semana exacta para que se celebren las elecciones primarias de la MUD, y considero importante recordar que si bien votar es una prerrogativa de cada ciudadano, un derecho constitucional, y no un deber por cuyo incumplimiento podáis ser sancionado; en los casos en que el futuro del país depende y se desarrollará en función de lo que acontezca en las elecciones, votar se vuelve una necesidad, un deber moral. No importa a quien elijáis: Capriles Radonski, Pablo Pérez, Diego Arria o María Corina; lo importante es votar para que Venezuela de ese primer paso necesario para entrar en la senda del progreso: sacar a Hugo Rafael Chávez Frías del poder. Ayudá a la causa común de los venezolanos, mantené tu conciencia en paz, y votá!

28/01/2012. Día de la independencia del Zulia. Breves consideraciones sobre la zulianidad y la autonomía.

Un día como hoy, en el año 1821, la Provincia de Maracaibo declaró su libertad e independencia del Imperio Español (10 años después que Venezuela), e invocando la soberanía de su pueblo se constituyó en República, que debía unirse a la Gran Colombia en condición de igualdad que las demás entidades políticas que la constituían. La ilustre acta de independencia de la Provincia de Maracaibo declaraba: “…debe en su consecuencia declarar como declara al pueblo de Maracaibo, libre e independiente del Gobierno Español, cualquiera que sea su forma desde este momento en adelante; y en virtud de su soberana libertad se constituye en República democrática y se une con los vínculos del pacto social a todos los pueblos vecinos y continentales, que bajo la denominación de República de Colombia, defienden su libertad e independencia según las leyes imprescriptibles de la naturaleza…”.

Los distintos acontecimientos que ocurrieron posteriormente impidieron que el Zulia se conformara como Estado independiente tras la disgregación de la Gran Colombia, sino que por el contrario, se adhiriera a Venezuela. Sin embargo, esta fecha nos debe hacer recordar lo importantes que son la herencia y valores históricos para los zulianos, que no debemos olvidarlos para vivir la zulianidad como una ridícula figura folclórica; y sobre todo, nos debe hacer reflexionar sobre lo importante que es la autonomía para el desarrollo y progreso en las entidades que integran a los Estados federales, como en efecto lo es Venezuela por disposición de la Constitución. Por eso ahora más que nunca es necesario exigir autonomía para el Zulia ya! Feliz día de la independencia del Zulia!

26/01/2012. Artículo 328 de la Constitución Nacional: "La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política...". Para reflexionar.












26/01/2012. Muy buena caricatura. Adiós Guayana Esequiba. Chávez trata de dar lecciones de defensa a la soberanía, pero deja que nos roben tranquilamente.
05/12/2011. Día del profesor universitario.

A quienes ostentan el título de profesor universitario sin merecerlo (mediocres, irresponsables, ignominiosos): ojalá caiga sobre ustedes el repudio general por desvirtuar su ocupación y llenar de basura las mentes de la juventud del país. Por otra parte, feliz día a quienes realmente merecen ser profesores universitarios, a todos aquellos que enaltecen tan importante y noble ocupación, formando académicamente a una sociedad tan necesitada de conocimientos y valores como la venezolana. Felicidades!

06/11/2011. En contra de matar no es arte.

La gente debería concentrar sus esfuerzos en manifestarse contra la violencia, inseguridad y demás problemas que sufren nuestro país, estado y municipio; y no perder el tiempo y recursos en atacar figuras culturales como las corridas de toros, que si bien tienen muchos defectos, el hecho de que sean prohibidas no representaría ningún tipo de beneficio trascendental para la sociedad. Se le debe dar prioridad a aquello que lo merece, y más en una Nación como esta, que atraviesa tantas dificultades.

15/03/2011. Símbolos patrios.

Los estudiantes oficialistas denunciarán ante el Ministerio Público a los de oposición por usar una bandera de Venezuela negra en su marcha, ya que según su parecer, eso es un irrespeto a los símbolos patrios. Mientras los líderes y políticos de este país malgasten su tiempo en peleas relativas a meros símbolos como la bandera, el himno o el mismo Bolívar; Venezuela seguirá hundiéndose, cada vez más rápido.

27/01/2011. Holocausto.

Hoy 27 de enero se conmemora a las víctimas del mal llamado "holocausto", la peor de todas las masacres. Un día no basta para recordar varios años de genocidio depravado, ocasionado por la maldad humana en su máxima expresión. 6 millones de asesinatos injustificados y salvajes. Que en paz descansen todos los que murieron y aprendamos del pueblo judío: el indestructible, el más admirable de todos. Es curioso que se le llame Holocausto, considerando que esa palabra originariamente denotaba cierto tipo de sacrificio de animales. Aquello fue, como dicen en hebreo una "Shoah" (masacre). Peor aún es que haya gente e incluso gobiernos (ej. Irán) que afirmen que jamás ocurrió tal masacre.

José Alberto Vargas La Roche.

Sunday, March 4, 2012

Hay que parar la "Ley Guajira".


Tenía pensado escribir sobre otro tema, pero ante los hechos que tuvieron lugar el viernes 02 de Marzo en el barrio Brisas del Norte de Maracaibo y que continuaron en la Vereda del Lago, me siento en la obligación de pronunciarme al respecto. No pretendo hacer una larga descripción de lo ocurrido, suponiendo que la mayoría de las personas que lean ésto tendrán conocimiento de ello, y aquellas que no lo tengan podrán conseguir la información detallada en cualquier medio informativo regional. Simplemente les diré que se trató de una persecución policial a unos traficantes de gasolina denominados “bachaqueros”, que terminó en intercambio de balas, y en la muerte de un residente del barrio antes indicado, perteneciente a la etnia wayuu (guajiro); este incidente se trasladó al parque urbano más importante de Maracaibo, donde familiares del difunto protestaban y reclamaban que se les entregara al funcionario policial de cuya arma se disparó la bala que quitó la vida del joven guajiro (cosa difícil de determinar, considerando que habían decenas de agentes y traficantes disparando), para poder cobrar venganza, basándose en la llamada “Ley Guajira”.

Más allá de las reales motivaciones que haya tenido la Policía Municipal de Maracaibo -bien sea el efectivo cumplimiento de sus funciones o  el mal desenlace de una extorsión sobre el grupo de traficantes a cambio de dejarlos impunes-, más allá del azar que produjo la muerte de una persona,  este acontecimiento nos debe hacer reflexionar sobre el derecho consuetudinario y el sistema de justicia indígenas; en particular aquel aplicado por el pueblo guajiro.

Claramente las etnias indígenas que habitan nuestro país tienen el derecho a conservar sus costumbres, lengua, creencias religiosas, estructura social y normas internas de sus comunidades. Tanto es así, que la Constitución Nacional les dedica un capítulo entero para reconocer y desarrollar sus derechos (Capítulo VIII del Título III de la máxima norma venezolana, que abarca los artículos 119 al 126; recomiendo su lectura). De igual forma, está en vigencia una Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas, que completa la protección estatal de sus culturas (lectura igualmente recomendada). Esa protección es justa y necesaria, ya que pese a que los indígenas constituyan en la actualidad una minoría poblacional, ellos son los descendientes de los primeros habitantes de nuestro continente, y debe respetarse su forma de entender la convivencia social.

Ahora bien, las normas aplicadas por los indígenas, guajiros en el caso al que me refiero específicamente, deben siempre respetar las leyes venezolanas y los derechos humanos.  Esto queda evidenciado en el artículo 130 de la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas, que establece que “el Estado reconoce el derecho propio de los pueblos indígenas, en virtud de lo cual tienen la potestad de aplicar instancias de justicia dentro de su hábitat y tierras por sus autoridades legítimas y que sólo afecten a sus integrantes, de acuerdo con su cultura y necesidades sociales, siempre que no sea incompatible con los derechos humanos establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, los tratados, pactos y convenciones internacionales suscritos y ratificados por la República…”.

En otras palabras, los indígenas pueden aplicar su derecho propio sólo dentro de sus comunidades o a personas pertenecientes a sus etnias, y nunca a individuos ajenos a éstas; y además, sus normas no pueden ser contrarias a los derechos humanos, es decir, no pueden contemplar disposiciones que impliquen cobrar deudas con sangre, ni otras que vulneren la vida y la integridad de las personas.  Es por esto que considero indignante que la “Ley Guajira” -que implica que ante un daño ocasionado contra un sujeto perteneciente a esta etnia, debe pagarse una indemnización generalmente de tipo patrimonial acordada con la intervención de un negociador (palabrero) o de lo contrario se cobra venganza-, sea aplicada cotidianamente y con toda normalidad, como pudimos apreciar el pasado viernes en el incidente con los “bachaqueros”.

Por lo antes mencionado resulta obvio que este sistema de costumbre jurídica puesto en práctica por algunos individuos de la etnia wayuu es inconstitucional, y sin embargo, la pasividad del Estado es asombrosa. Las personas que fundamentan sus violentas actuaciones y sus chantajes en esta “Ley Guajira” se escudan en la posibilidad que tienen de regular a su gente con sus propias normas, creyéndose intocables, y parecen ignorar u omitir intencionalmente el hecho de que tal como la aplican en la realidad es totalmente violatoria de los derechos humanos, y que no pueden usarla fuera del espectro de las comunidades guajiras.

Lamentablemente, mientras las fuerzas policiales y las autoridades judiciales no se pongan manos a la obra para erradicar la práctica de este sistema, quienes lo utilizan seguirán cometiendo atrocidades impunemente, aquellos miembros responsables y sensatos de la comunidad wayuu que no la practican seguirán estigmatizados, y los integrantes de la sociedad zuliana permanecerán en zozobra cada vez que hayan ofendido a un guajiro. Por ello, hago un llamado a entrar en acción para parar la “Ley Guajira”.  Las relaciones interculturales deben basarse en el respeto mutuo y la tolerancia, no en la intimidación y la violencia infundada.

José Alberto Vargas La Roche.